Calefacción por Suelo Radiante

Instalamos Suelo Radiante en su Hogar

Este tipo de suelos le proporcionaran una solución práctica y confortable para su hogar, usándose como fuente de calefacción única.

Este sistema le suministrará calor a su vivienda de forma mucho más eficiente que la calefacción tradicional, que a través de calderas y radiadores de caro mantenimiento, perdida de espacio y de impacto visual en su hogar, no aportan a su hogar la mejor solución de calefacción.

Instaladores y Distribuidores Oficiales

SOLICITA UN PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Déjate asesorar. ¡Nuestro equipo te ayudará con tu proyecto!

SUELO RADIANTE ELÉCTRICO

Se trata de uno de los sistemas de climatización más eficientes y prácticos. Está compuesto por mallas calefactoras para cada tipo de suelo, que entregan el calor por debajo de este de manera uniforme.

Se instala únicamente en interiores y su fin es generar calor. El suelo radiante eléctrico es apto para fuentes de energia como la geotermia o la aerotermia.

SUELO RADIANTE HIDRÁULICO

Es un sistema parecido al de la calefacción por agua caliente.

Su característica especial es su capacidad de emitir calor, o calor y frío. A través de las tuberías instaladas bajo el suelo, estas transportan el agua calentando o enfriando el suelo. El suelo radiante hidraúlico es apto para fuentes de energia como la geotermia o la aerotermia.

SUELO RADIANTE PARA EXTERIORES

El suelo radiante puede ser también instalado para zonas exteriores, ya sea para calentar una zona concreta o para la eliminación de heladas y nieve.

¡Y si lo Desea Instalamos su Suelo de Madera!

Pregunta por nuestras tarimas

Preguntas Frecuentes

¿Qué es el suelo radiante?
Es un sistema de climatización confortable y eficaz que funciona con agua a baja temperatura y que circula por tuberías instaladas bajo el pavimento o con electricidad. El calor se distribuye de forma uniforme por radiación, calentando de manera suave todo el espacio y ofreciendo una sensación de calidez con un menor coste de funcionamiento.
¿Cuál es la diferencia entre el suelo radiante por agua y el eléctrico?
Para instalar un sistema por agua normalmente se necesita un grosor de suelo de mínimo 5 centímetros. Por otra parte, con un sistema eléctrico será suficiente con tan sólo 1,5 centímetros. De esta forma no modificaremos el nivel del suelo. Los sistemas de calefacción por suelo radiante eléctrico pueden ser aplicados directamente en contacto con el pavimento final, lo cual, con un buen aislamiento térmico, permite alcanzar la temperatura deseada en tan sólo 15 minutos en comparación con las 5 horas que los sistemas por agua pueden llegar a tardar. Los sistemas de calefacción radiante eléctricos son instalados por separado en cada estancia y controlados individualmente con termostatos programables, lo que permite un mejor control sobre la utilización del sistema. Además, son más fáciles y rápidos de instalar que cualquier otro sistema por agua, reduciendo así de forma significativa los costes de mano de obra.

El consumo de un sistema de calefacción radiante eléctrico es reducido ya que una vez el suelo ha alcanzado la temperatura que se desea, el termostato se desconecta y tan sólo consume energía el 50% del tiempo restante. Por otra parte, los sistemas por agua consumen energía a lo largo de un periodo más prolongado al tener unos tiempos de arranque de mayor duración.

Los sistemas de calefacción radiante eléctricos no tienen partes móviles y no requieren ningún tipo de mantenimiento.

¿Cuáles son los beneficios del Suelo Radiante?
Es más saludable que otros sistemas de climatización, puesto que debido a su funcionamiento a baja temperatura no se generan corrientes de aire caliente que resequen el ambiente ni las mucosas nasales, evitando también el movimiento de polvo y ácaros. Por ello, está especialmente indicado en hospitales, guarderías, centros de mayores, etc. Es además el único sistema recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además de ser más saludable, es seguro, limpio, confortable, invisible y fiable. También tiene una mayor inercia de temperatura, durando más tiempo sin aporte energético.

Este tipo de climatización no ensucia las paredes ni ocupa espacio como otros tipos de sistemas como los radiadores, no interfiriendo en la decoración de las estancias.

Galeria de Fotos