SAUNA, FUENTE DE SALUD

Fabricación y Diseño a Medida

FABRICANTES DE SAUNAS FINLANDESAS

Diseñamos y fabricamos saunas finlandesas a medida.

La entregamos instalada, lista para su uso y con todos los complementos incluidos (Calefactor, piedras volcánicas, cubo y cazo, termómetro-higrómetro, reloj de arena…)

Cada uno de nuestros trabajos es único, realizados totalmente a gusto del cliente. Nos amoldamos a cualquier hueco de su hogar.

¡Conoce todos Nuestros Accesorios para Saunas!

Añade nuevos accesorios o renuévelos.

PERSONALICE SU PROPIA SAUNA

Saunas Diseño Tradicional

Diseñamos y fabricamos saunas finlandesas a medida. Al estilo tradicional, o con un diseño más moderno si lo prefiere.

¡Puede Cambiarle el Color!

Si lo desea puede escoger colores diferentes al color natural de la madera. Tenemos una gran variedad de colores para saunas finlandesas. ¡Pregúntenos por ellos!

Sauna con Haloterapia

Se trata de una sauna mixta, donde puede añadir bloques de sal para añadir el tratamiento de Haloterapia. También puede mezclar vapor (baño de vapor) con calor seco en saunas finlandesas si lo desea.

Detalles Decorativos

Si está pensando en añadir detalles decorativos que hagan su sauna única y personal comuníquenoslo y se lo añadiremos.

Diseños Modernos y Elegantes

Puede diseñar la sauna a su gusto. Somos fabricantes por lo que construiremos su sauna tal y como se la imagina en su mente.

Cromoterapia e Iluminación Personalizada

Si lo desea puede elegir la iluminación. Bajo bancos, sobre bancos, etc. Además podemos instalar la Terapia de Color (Cromoterapia), o iluminación LED efecto cielo estrellado.

Puertas y Ventanas a Medida

Elija el diseño de la entrada (de cristal, mitad cristal-mitad madera, o solo madera), así como las medidas de las ventanas.

Saunas Finlandesas Exteriores con Acabado Personalizado

En nuestras saunas exteriores podrás elegir el tipo de acabado de tu sauna. Madera, PVC, ladrillo

SOLICITA UN PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Déjate asesorar. ¡Nuestro equipo te ayudará con tu proyecto!

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la Sauna Finlandesa?
La sauna finlandesa (o sauna seca) es un tratamiento realizado con aire muy caliente y seco, que se realiza en una cabina de madera natural calentada por medio de una estufa. Las características de este tratamiento son la alta temperatura que se mantiene entre 70 y 100 grados y el nivel de humedad muy bajo igual al 10%-20%, lo que propicia una abundante sudoración por parte del cuerpo como mecanismo de refrigeración.
¿Cuál es el fin de la Sauna Finlandesa?
El fin de la sauna es administrar calor al cuerpo para producir transpiración, con fines terapeúticos y/o higiénicos.
¿Cómo funciona la Sauna Finlandesa?
El calor de la sauna finlandesa se obtiene al calentar piedras no areniscas – volcánicas- con resistencias eléctricas, que hacen que las piedras lleguen al rojo vivo y desprendan el calor seco. La temperatura ideal también se puede alcanzar con una chimenea de leña, para los usuarios más exigentes y precavidos.
¿Cuáles son los beneficios de la Sauna Finlandesa?
Durante un tratamiento de Sauna Finlandesa, debido al calor, aumentan el metabolismo y el ritmo cardíaco, mientras que los vasos sanguíneos se dilatan. La circulación cutánea mejora y se reducen los trastornos circulatorios periféricos, especialmente de las extremidades inferiores. La alta temperatura hace que los músculos se relajen y se reduzcan posibles contracturas, dolores y/o molestias articulares. La sauna ayuda a recuperar los músculos tras el ejercicio físico. Con el aumento de la sudoración estimulado por la sauna seca, el organismo elimina toxinas y ácidos con un efecto depurativo inmediato. También alivia los dolores de la menstruación por la acción del calor.

Por último, sus propiedades positivas no solo ofrecen beneficios para la salud física, sino también para la mente; la Sauna Finlandesa reduce el estrés y la tensión, lo que conlleva a  un agradable estado de relajación. Ello alimenta la estimulación psíquica.

¿Cuáles son las diferencias con el Baño Turco?
Las principales diferencias con el baño turco se deben a los diferentes niveles de temperatura y humedad necesarios para los dos tratamientos. En el baño turco la temperatura ideal es de entre  40°- 50° y  la humedad alcanza una saturación del 100%, mientras que en la sauna finlandesa la temperatura oscila entre 70°-100° y la humedad en torno a 10-20%. En la Sauna Finlandesa el valor muy bajo de la humedad relativa facilita la permanencia de nuestro cuerpo en un ambiente donde la temperatura es muy alta (entre 70 y 100 grados). En cuanto a sus efectos beneficiosos, en el caso del baño turco están más relacionados con el bienestar de la piel y de las vías respiratorias, mientras que en el caso de la sauna finlandesa se mejora más la circulación y  los mecanismos metabólicos y los pequeños problemas del aparato muscular.
¿Cuáles son las recomendaciones para un tratamiento correcto de Sauna Finlandesa?
No hay reglas para la frecuencia con la que se debe arrojar más agua en la estufa. Cuando sientas la necesidad de otra ola de vapor, no lo dudes. Sudarás mucho en una sauna, asique asegúrate de beber mucho líquido. El agua es probablemente la mejor solución, pero la cerveza y la sidra es lo que los finlandeses disfrutan más. Asar salchichas ya sea en el fuego abierto o en papel de aluminio directamente sobre la estufa es otra clave de la experiencia en la sauna.

En realidad, para los finlandeses, no hay ninguna regla en una sauna finlandesa y la forma en que se realiza depende totalmente de la ocasión. Lo más importante es relajarse, socializar, tomar un par de copas y disfrutar de la felicidad después de la sauna, con la sensación de haber limpiado tu cuerpo y tu mente.

Sin embargo, existen algunas recomendaciones para garantizar todos los efectos saludables de la Sauna Finlandesa.

En primer lugar es aconsejable una ducha con agua templada y una limpieza de la piel. Para que nuestro cuerpo se adapte poco a poco al ambiente de la sauna se recomienda inicialmente sentarse en los bancos inferiores, donde la temperatura es más baja y luego subir a aquellos colocados más arriba.

A los 10-15 minutos de estar en el interior de la Sauna Finlandesa es aconsejable salir y tomar una ducha con agua fría, para realizar contrastes de temperatura y conseguir de esta forma estimular y reequilibrar el organismo.

Tras ello puede realizar un poco de relax y volver a entrar, colocándose si lo desea en la parte superior de la Sauna. Es aconsejable tomar una ducha de agua fría o templada cada 10-15 minutos, también puede utilizarse un guante exfoliante para eliminar de la piel sudor, impurezas y células muertas.

Antes de salir, si se está tumbado, es aconsejable incorporarse lentamente y mantener la posición de sentado durante un minuto para que la circulación se restablezca.

Al terminar la sesión de Sauna lo ideal es abrigarse bien, para recuperar la temperatura corporal y no realizar actividades o movimientos bruscos, ya que el nivel de relajación después de una toma de Sauna Finlandesa es absoluto, por lo que podría sufrirse una bajada de tensión. Lo ideal es realizar actividades graduales e hidratarse poco a poco tomando bebidas refrescantes y ricas en vitaminas.

Se recomienda beber mucha agua o zumos de fruta antes y después de la sesión, de hecho, con la sauna se pierde una gran cantidad de líquidos. No entrar en la sauna inmediatamente después de comer, pero tampoco en ayunas, la fruta puede ser un alimento pre-sauna ideal.

Galeria de Fotos