Nuestras Saunas de infrarrojos están diseñadas con un sistema modular que le permite combinar técnicas de infrarrojos, tipos de madera, medidas y accesorios, para crear una cabina que se ajuste de forma perfecta a sus deseos y necesidades personales.

TIPOS DE MADERA

madera de cedro. canadian cedar

Nuestras cabinas se fabrican por defecto con madera de cedro blanco (Cedro Hemlock), un tipo de conífera procedente de la costa occidental de Estados Unidos y Canadá. Esta madera tiene una bonita textura uniforme, un aroma sutil y un color intenso. Sus resinas naturales protegen la madera contra insectos y hongos. Además, este tipo de madera es fuerte, estable y no se astilla. Al proceder de árboles de muchos años, la madera no se deforma con facilidad ni presenta nudos o fendas. Por todo ello, se trata de un material muy adecuado para saunas, sobre todo si desea montar la cabina en un lugar seco.

También existe la opción de fabricar su sauna integramente con madera de cedro rojo, tanto por dentro como por fuera (incluyendo la parte trasera no visible). El cedro rojo, debido a sus características especiales, tiene gran durabilidad. Por ejemplo, no se comprime, ni se arquea, ni es sensible a los hongos bajo ninguna circunstancia. Gracias a sus componentes naturales, esta madera desprende un olor muy agradable y apenas absorbe el calor. Además, tiene alta reflectancia a los infrarrojos y su mantenimiento es muy sencillo. Debido a las limitaciones impuestas a la poda de cedros rojos y a los elevados aranceles, las cabinas fabricadas con esta madera tienen un precio más alto.

 

Nuestras cabinas pueden ser de cedro (hemlock) o de cedro rojo. El cedro es una MADERA SOSTENIBLE, de calidad y duradera. La madera de cedro es la mejor clase de madera que hay, porque el aceite de cedro que se encuentra dentro de ella de manera natural hace que la madera sea resistente a la putrefacción, los hongos y los insectos. La madera de cedro suele usarse en la construcción de saunas de infrarrojos, casas de jardín, e incluso en Canadá y Estados Unidos a gran escala para construir viviendas.

Cada cual tiene sus motivos para usar las saunas de infrarrojos. Para las personas con afecciones como reuma, artrosis y dolores en músculos o articulaciones, una sesión terapéutica de infrarrojos tiene efectos muy positivos. Otros quieren mejorar el estado general de sus defensas mediante la eliminación de toxinas. Y también hay quien simplemente desea un momento de relajación, escuchando música o leyendo un buen libro, para reponer energías en un oasis de tranquilidad.

 

CONTINUAR LEYENDO

TIPO DE IRRADIADORES PARA MI SAUNA DE INFRARROJOS. ¿CUÁL ELIJO?

 

¿QUÉ MEDIDAS SON LAS MÁS ADECUADAS PARA MI?

 

¿QUÉ ACCESORIOS DEBO ELEGIR?