En este artículo os vamos a mostrar las diferentes elecciones a la hora de escoger tu Sauna de Infrarrojos ideal. Los pasos que vamos a seguir son los siguientes:

  1. Elección del tipo de Irradiador de Infrarrojos.
  2. Elección del tipo de Madera.
  3. Seleccione las medidas de la cabina
  4. Añada accesorios extra.

Una sauna de infrarrojos en su propia casa o jardín es actualmente una de las más eficaces y populares formas de relajación funcional.

ELECCIÓN SOBRE EL TIPO DE IRRADIADOR DE INFRARROJOS.

Explicaremos los tipos de irradiadores de infrarrojos y los efectos de los mismos. En principio hay cuatro tipos de irradiadores de infrarrojos: de paneles (carbón), de cerámica, de óxido de magnesio y de espectro completo. Para determinar el tipo de irradiador que mejor se adapta a sus necesidades, hay que definir primero el fin con el que va a utilizar la sauna. Tipos de irradiadores de Infrarrojos:

A continuación explicamos más detalladamente cada uno de ellos:

  • PANEL DE CARBÓN:

Los paneles irradiadores o irradiadores planos constan de pequeñas resistencias sobre láminas resistentes al calor (normalmente de carbón). A través de una corriente eléctrica sobre la lámina conductora de carbón se produce calor e irradiación de infrarrojos de onda larga. La temperatura superficial de este tipo de irradiadores es demasiado limitada, por lo que no se liberan frecuencias de onda corta o media. La ventaja de los paneles irradiadores planos es fundamentalmente estética, dado que se integran muy bien en el interior de la cabina.

 

  • PANEL CERÁMICO:

Los irradiadores cerámicos están hechos de porcelana y se reconocen por las barras con forma de tubo. Los irradiadores cerámicos emiten casi exclusivamente infrarrojos de onda larga (IR-C). De esta forma se calienta el aire, el cual, a su vez, calienta el cuerpo del usuario. El resultado es un calor con una profundidad de penetración en la piel de apenas 0,1 mm, por lo que el efecto sobre músculos y articulaciones es prácticamente nulo, ya que estos se encuentran a mayor profundidad. En general, este tipo de irradiadores se utiliza cada vez menos en el diseño de cabinas modernas, entre otros motivos por la fragilidad de la porcelana.

 

  • ESPECTRO COMPLETO:

Los irradiadores de espectro completo (onda corta), tal como indica su nombre, cubren todo el espectro de frecuencias infrarrojas, emitiendo 27 % de onda corta (IR-A), 58 % de onda media (IR-B) y 15 % de onda larga (IR-C). Debido a la mayor temperatura del irradiador, basado en halógenos, hablamos de calor profundo. Con este tipo de irradiadores, la profundidad de penetración del calor en la piel alcanza entre 4 y 5 mm. Los irradiadores de espectro completo se reconocen por el característico brillo rojo que adquieren cuando están encendidos (comparable con las antiguas bombillas de filamento). Para reducir la intensidad de la luz a unos límites agradables se utiliza un vidrio cerámico especial conocido como filtro robax, el cual ayuda a distribuir la energía de los infrarrojos uniformemente por todo el cuerpo. Dado que las cabinas de espectro completo no requieren precalentamiento y su efecto principal es de profundidad, están especialmente indicadas para personas con afecciones que necesitan calor profundo, como dolores en músculos o articulaciones, reuma, artrosis, artritis y fibromialgia. Para aquellos que desean someterse varias veces por semana a una sesión rápida e intensiva de infrarrojos, las cabinas de espectro completo también son una buena elección.

 

  • ÓXIDO DE MAGNESIO:

Los irradiadores de óxido de magnesio constan de tubos de metal con una resistencia en forma de espiral en el interior. Las resistencias llevan óxido de magnesio tanto por dentro como por fuera. El óxido de magnesio es un material que se comprime bajo presión. Para generar frecuencias benéficas, los irradiadores tienen una forma y posición determinadas. De esta forma se obtiene una combinación de frecuencias de onda larga (IR-C), que producen calor, y frecuencias de onda media (IR-B), que penetran en la piel. Este tipo de irradiador combinado es ideal para aliviar tensiones (estrés, dolor de cabeza y cansancio generalizado), mejorar el sistema inmunológico (eliminación de toxinas y estimulación de la circulación) y calentar el cuerpo y los músculos (para practicar deportes o para una sesión de relajación). Gracias a las características especiales de los materiales utilizados, los irradiadores de óxido de magnesio son muy estables y duraderos, por lo que podemos ofrecer hasta 25 años de garantía.

 

  • DUALFLEX:

Los calentadores NobelFLEX constan de un armazón reflectante con un irradiador de óxido de magnesio y un irradiador de espectro completo en su interior (2 en 1). Gracias al calentador NobelFLEX, la cabina se adapta a toda la familia, porque las ondas cortas tal vez sean adecuadas para usted, pero no necesariamente para su pareja. Ahora, con el sistema NobelFLEX, se puede elegir entre onda larga y onda corta. Con el interruptor montado en el armazón se selecciona el irradiador de óxido de magnesio o el de espectro completo. Por ejemplo, si lo que desea es una sesión rápida de infrarrojos, seleccione el irradiador de espectro completo; si por el contrario prefiere una sesión tipo sauna finlandesa para sudar y relajarse durante un periodo de tiempo más largo, seleccione el irradiador de óxido de magnesio. Además, existe la posibilidad de apagar los irradiadores de las piernas, lo cual es recomendable para personas con varices.

 

CONTINUAR LEYENDO…

 

ELEGIR TIPO DE MADERA PARA MI SAUNA DE INFRARROJOS.

 

¿QUÉ MEDIDAS SON LAS MÁS ADECUADAS PARA MI?

 

¿QUÉ ACCESORIOS DEBO ELEGIR?